Archivo de la etiqueta: Urbano

Las 10 ciudades más amigables con los ciclistas

Sobre el puntaje

Para este ranking, realizado por la consultoría Copenhagenize, 150 ciudades alrededor del mundo fueron analizadas, recibiendo entre 0 y 4 puntos en 13 categorías con 12 puntos extra por esfuerzos o resultados particularmente impresionantes, dando un máximo de  64 puntos. La cuenta final fue ajustada sobre una base de 100. Las categorías incluidas fueron: apoyo civil, cultura ciclista, facilidades para practicar el ciclismo, infraestructura, programas de bicicletas públicas, división por género, reparto modal (porcentaje de ciclistas respecto a otros medios de transporte), así como incremento del reparto modal desde 2006, percepción de seguridad, agenda política, aceptación social, planeación urbana y disminución de tráfico. Por cierto, hay varios empates:

10) Tokyo, Japón

Puntaje: 59. Metro de 24 horas.La ciudad más grande para hacer la lista, es importante que una mega-ciudad como Tokio aparezca aquí. Las mega-ciudades son inspiración para que las pequeñas ciudades . Tokio mantiene una división de género saludable y la formación de los reglamentos rigurosos que los automovilistas tienen que seguir, Japón mantiene las calles más seguro que muchos otros países. Soluciones de estacionamiento en los centros de transporte suelen ser innovador e inspirador. Tokio se está preparando para dejar el metro que funciona las 24 horas, lo que aumentará el número de bicicletas. Muy a menudo el transporte público va de la mano con el tráfico de bicicletas.

9) Dublin, Irlanda

Puntaje: 60. Dublín es la gran esperanza de la bici entre Ciudades Emergentes de bicicletas. Voluntad política visionaria puede ser muy fugaz, pero la ciudad parece seguir empujando hacia adelante. La ciudad todavía tiene bicicletas en el cerebro y la Autoridad Nacional de Transporte está tratando de proporcionar un viento de cola. Programa de participación ciclista increíblemente exitosa de Dublín ha sido fundamental en el restablecimiento de la bicicleta en el paisaje urbano. Con una cuota modal del 7,5%, el centro de la ciudad a veces puede presumir de dos dígitos. Un lugar increíble en sólo seis años más o menos. Dublín es la única ciudad después de Amsterdam y Copenhague en conservar su colocación en el ranking. Ellos siguen siendo una fuente de inspiración y una ciudad para ver.

8) Berlín, Alemania

Puntaje: 62. Berlín parece tener la misma actitud pragmática hacia el ciclismo que uno ve en Amsterdam y Copenhague. La gente simplemente lo hace propio. Esta voluntad entre la población (exenta de cualquier influencia “subcultural”) es un regalo para la ciudad.  Un reparto modal de 13% para una ciudad del tamaño de Berlín es impresionante. El hecho de que en algunos vecindarios el reparto incrementa a un 20-25% es señal de que los ciudadanos están llevándolo al siguiente nivel. Una saludable división por género y un amplio rango de edades entre ciclistas convierten a la bicicleta en una forma de transporte normalizada. La infraestructura ciclista de la ciudad contribuye positivamente a impulsar a sus ciudadanos para salir de paseo en dos ruedas.

7) Malmö, Suecia

Puntaje: 63. Al igual que las anhelantes vistas de Amberes sobre la frontera con Los Países Bajos, la tercera ciudad más grande de Suecia ha observado largamente a Copenhague por inspiración. Ahora vemos a Malmö apoderándose de puestos en esta lista con compromiso financiero, comunicaciones innovadoras y fantásticas pero sobre todo un verdadero deseo por modernizar la ciudad. Estos suecos han comprometido 47 millones de euros para incrementar el tráfico de bicicletas en los próximos 7 años, además de que su campaña “No más ridículos viajes en coche” ha redefinido la comunicación ciclista en varias ciudades. En Malmö le han puesto nombres a sus ciclovías para que sean más fáciles de ubicar con GPS. Malmö está poniendo el dinero donde están sus bocas. Reconocen los beneficios socioeconómicos del ciclismo y tienen hambre de más.

6) Eindhoven, Países Bajos

Puntaje: 66. La tercera ciudad neerlandesa en colarse en este ranking, Eindhoven merece su puesto en el #6 a pesar de quedarse corta respecto a la innovación exhibida por otras emergentes ciudades ciclistas. Lo compensa con una muy sólida base para desarrollar el trabajo faltante. Proyectos como la Rotonda Flotante son realmente visionarios especialmente dado que los neerlandeses son dados a dormirse en sus laureles. Si ese tipo de compromiso continúa, Eindhoven escalará en el ranking con facilidad.

5) Amberes, Bélgica (empate)

Puntaje:72. Influenciada por las bondades ciclistas del otro lado de la frontera con Países Bajos, Amberes ha mantenido un nivel estable de tráfico ciclista por numerosos años. Con un reparto modal de 16% en la ciudad, es claro que la bicicleta es el principal medio de transporte local. El compromiso político es impresionante también: en las elecciones de 2006 se prometieron 100 km de infraestructura ciclista y fueron terminados en los meses previos a las elecciones de 2012. Ésta presenta lo mejor en prácticas a bordo de dos ruedas e infraestructura separada de las vías automotrices, lo que ayuda en el ranking. Las instalaciones del estacionamiento para bicicletas en la estación Central de trenes es fantástica y demuestra lo que es posible lograr. Amberes es una de las ciudades con más alto reparto modal que también introdujo un sistema de bicicletas públicas probadamente popular, dada la inteligente localización de estaciones y saturación. Amberes es una inspiración para ciudades medianas-grandes que buscan mejorar las condiciones para sus ciclistas. El gran apoyo civil  ha sido clave para realzar el perfil de la bicicleta como transporte diario.

5) Nantes, Francia (empate)

Puntaje:72. Si hay una ciudad en Europa que está tomándose en serio aquello de “cambiar las reglas del juego”, esa es Nantes. Una enorme voluntad política es clave para el cambio de paradigma en la ciudad y su área metropolitana. La ciudad gastó cerca de 40 millones de euros entre 2009 y 2014 e incrementó su infraestructura para ciclistas hasta alcanzar casi 400 km. El reparto modal en el área metropolitana aumentó de 2% a 4.5% entre 2008 y 2012, y ha superado el 5% dentro de la ciudad misma. Nantes fue la primera ciudad en Francia en permitir dar la vuelta a la derecha en rojo a los usuarios de bicicleta. Un gran sistema de bicicletas públicas y subsidios para adquirir ‘cargo bikes’ (triciclos de carga) también ayudaron al auge de Nantes en este ranking. La ciudad fue nombrada la “Capital Verde de Europa 2013”, que no nos dice mucho pero Nantes también será sede la Conferencia Velo-City de Ciclismo. Sea como sea, estos franceses están comprometidos en mantener este perfil de cambio.

4) Burdeos, Francia (empate)

Puntaje:76. Por muchos años Estrasburgo era vista como la gran capital ciclista de Francia pero ahora Burdeos llegó para adueñarse del 4º puesto en este ranking, gracias a lo logrado en los últimos 5 años. Burdeos fue una de las ciudades al sudoeste de Francia donde los ciclistas nunca desaparecieron del todo. La ciudad ha invertido brillantemente en carriles y ciclovías, alcanzando cerca de 200 km dentro de la ciudad y 400 km cuando se incluye el CUB (Comunidad Urbana de Burdeos). En el CUB existe un reparto modal de 5%, pero eso aumenta a 10% en la ciudad misma (muy arriba del par de puntos porcentuales que registraba hace apenas 6 años). Burdeos está tomando el transporte en bicicleta muy en serio, lo que va de la mano con la reciente inversión de la ciudad en una impresionante red de tranvía. Como se ve comúnmente, una ciudad con tranvías se vuelve una ciudad amistosa con los ciclistas. Burdeos también ha descifrado como mercadear efectivamente sus iniciativas pro-bicicletas a las multitudes, evitando el estrecho e inefectivo contexto sub-cultural (o sea “lo hipster”). Francia es el país europeo que más seriedad le está dando al transporte en bici y Burdeos se ha convertido en el líder.

4) Sevilla, España (empate)

Puntaje:76. Sevilla es el escaparate perfecto del movimiento ciclista moderno. De un reparto modal de 0.5% en 2006, la ciudad fue de cero a héroe y ahora presume un 7%. Este rápido incremento de tráfico de bicicletas se dio gracias a una voluntad política visionaria. 80 km de infraestructura ciclista fueron completados en sólo un año y más fueron añadidos posteriormente. La transformación fue rápida, intensa y positiva. Otras ciudades ven a Sevilla como inspiración y estos españoles han demostrado lo que se puede hacer. Su sistema de bicicletas públicas jugó un rol vital en traer este transporte de vuelta. Obviamente se necesitan más bicis para usar las nuevas ciclovías. Sevilla ha hecho todo correctamente y con ello ha conseguido transformar la ciudad. Por lo mismo consigue 12 puntos extra en infraestructura, incremento en el reparto modal desde 2006 y políticas como el sistema de bicicletas públicas.

3) Utrecht, Países Bajos

Puntaje: 77. Una espléndida ciudad para recorrer en bici, Utrecht es líder mundial entre las pequeñas ciudades por demostrar lo que es posible hacer con el tráfico ciclista. Las 640,000 personas en el área metropolitana, y el interior de la ciudad misma, disfrutan una red de infraestructura ciclista de primera, y como consecuencia niveles de uso increíbles. Videos de la hora pico en Utrecht han servido para ubicar a la ciudad en el mapa de la cultura ciclista a nivel mundial, tanto así que una audiencia creciente ha empezado a considerarla una parada obligada en sus viajes. Todo para saber como es montar una bici en una ciudad tan perfectamente adecuada a este medio de transporte.

2) Copenhague, Dinamarca

Puntaje: 81. Desde la perspectiva del diseño urbano, Copenhague es incomparable en lo que se refiere a redes de infraestructura ciclista bien diseñadas y uniformes. Nadie le cree más a los políticos cuando hablan de conseguir un reparto modal del 50%. Sin embargo “el efecto Bondam” (llamado así por el actor Klaus Bondam que además de actuar en el film Festen sirvió varios años como administrador ambiental de la ciudad) sigue influyendo en la ciudad, continuando con la expansión de proyectos de infraestructura ciclista. Una nueva serie de puentes para transeúntes y ciclistas sobre la bahía, el trabajo continuo en una red de supervías para bicicletas y completar la conexión con lugares faltantes, ha contribuido a colocar a Copenhague en el sitio actual. Todo bien, pero aún sigue habiendo una ciudad que le gana por un pelo.

1) Amsterdam, Países Bajos

Puntaje: 83. Amsterdam defiende su título como la ciudad más amigable con los ciclistas en el ranking de Copenhagenize 2013. La ciudad continúa una buena labor en casi todas las categorías. Amsterdam hace prácticamente todo bien. Si bien el diseño uniforme de su infraestructura podría mejorar, la ciudad lo compensa con su impresionante saturación de tráfico ciclista en el compacto centro de la ciudad. La voluntad política nacional y municipal contribuye mucho a su puntaje, al mismo tiempo que mantiene cubiertas todas las necesidades de infraestrcutra e instalaciones (los estacionamientos que acomodan decenas de miles de bicicletas son simplemente maravillosos). La generalización de las zonas de 30 km/h como límite son instrumentales en desacelerar la ciudad y mantener a las personas a salvo. Por ello la atmósfera al andar en bicicleta es relajada, disfrutable y tan popular/mainstream como se puede lograr. Este es el lugar en el planeta donde el miedo a accidentarse en dos ruedas no existe y se nota. Hay pocos lugares donde se disfrute más andar en bici que en Amsterdam.

FUENTE: copenhagenize.eu